I-10 Puente Río Calcasieu

Crecemos en el mercado concesional de Estados Unidos con un importante proyecto vial en Luisiana

Valor Compartido

Valor para la sociedad

Impulsamos la conectividad local e interestatal con la mejora de uno tramo clave de la autopista I-10 y la sustitución del puente sobre el río Calcasieu. Se trata de un proyecto muy esperado por parte de los usuarios que cumplirá con los estándares más avanzados.  

Valor para los accionistas

Reforzamos nuestra presencia en Estados Unidos y aumentamos nuestro portfolio de grandes infraestructuras de transporte. Es nuestro segundo proyecto concesional en el país y uno de nuestros mayores proyectos público-privados por volumen de inversión y cartera de negocio.

Valor para las personas

Solución que reducirá los tiempos de desplazamiento y aumentará la seguridad para más 90.000 vehículos al día. El proyecto dinamizará la economía local y se convertirá en un motor de crecimiento para futuras generaciones.

Características

Cliente

LA DOTD (Louisiana Department of Transportation and Development)

Inicio/Fin

2024-2031 (Construcción)/2031-2081 (Operación)

Esquema de remuneración

Riesgo de demanda

Estado

Preconstrucción

I-10 Puente Río Calcasieu

La concesión de la Interestatal 10 (I-10) en Luisiana es un proyecto vial de gran envergadura que mejorará de forma sustancial la conectividad entre las ciudades de Lake Charles y West Lake, situadas al suroeste del Estado, en las proximidades de la frontera con Texas. 

Junto con los miembros del consorcio Calcasieu Bridge Parners (CBP), Plenary y Acciona, Sacyr Concesiones liderará el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de un tramo de aproximadamente 9  kilómetros de la autopista durante 50 años.

La ampliación de la I-10 comprende la construcción de una vía de seis carriles y la implantación de un sistema de peaje de “free flow”, además de varias estructuras, rampas e incorporaciones al puente. 

Además, el proyecto contempla la construcción de un nuevo puente sobre el río Calcasieu y sustituirá al existente, de más de 70 años de antigüedad. La construcción del puente la realizará una joint venture al 50% de Sacyr y Acciona. El inicio de las obras está previsto en 2024 y la puesta en operación en 2031.

Las tarifas de peaje están indexadas a la inflación y el Estado de Luisiana recibirá el 15% de los futuros dividendos una vez esté abierta la concesión.

Con este proyecto, una de las mayores adjudicaciones de 2023 en Norteamérica, Sacyr consolida su posición entre los principales desarrolladores de infraestructura del mundo y fortaleceremos un enlace clave entre las costas de Florida y California, que aumentará la capacidad y seguridad del tráfico dando servicio a más de 90.000 vehículos diariamente en 2040. 

1.900 M€

INVERSIÓN

30%

PARTICIPACIÓN

9

KILÓMETROS

70.000

VEHÍCULOS/DÍA