El Empire State Building recibe cada año más de cuatro millones de turistas. Crédito: Unsplash.

  • Tungsteno

Así se levantó el rascacielos más famoso del mundo

Construido hace casi 100 años, en plena frenética competición entre grandes ciudades por tener el edificio más alto del mundo, el Empire State Building sigue siendo un importante reclamo turístico de Nueva York. Mucho tiempo después de haber sido superado por otros, conserva la aureola que le llevó a ser sede de grandes compañías y escenario de películas emblemáticas como King Kong. Recordamos por qué y analizamos los retos de eficiencia energética que le esperan en el siglo XXI.

ISABEL RUBIO ARROYO | Tungsteno

 

El Empire State Building, uno de los rascacielos más míticos del skyline de Nueva York, fue construido en un tiempo récord. En tan sólo un año y 45 días, más de 3.400 trabajadores levantaron el que sería el edificio más alto del mundo durante 40 años. Analizamos la construcción de esta icónica megaestructura visitada cada año por millones de turistas, sede de grandes compañías y escenario de icónicas películas proyectadas en la gran pantalla.

 

Una megaconstrucción en un tiempo récord

 

Tras la demolición del famoso hotel Waldorf Astoria, en la Quinta Avenida, en su lugar se levantó el Empire State Building. Diseñado por el arquitecto estadounidense William F. Lamb, fue el primer edificio de más de 100 plantas del mundo. Su construcción comenzó en 1930 y avanzó a una velocidad vertiginosa. Tanto que la estructura se elevó a un ritmo de cuatro plantas y media a la semana y las obras terminaron tras poco más de un año. Unos 3.400 trabajadores, que cobraban 15 dólares por día, completaron los primeros 30 pisos antes de que se finalizaran ciertos detalles de la planta baja. Al menos cinco obreros murieron durante la construcción por resbalones y caídas accidentales.

Este emblemático edificio de 102 plantas fue inaugurado en mayo de 1931, cuando el presidente Herbert Hoover presionó un botón desde Washington para encender las luces del rascacielos. Desde ese momento, se convirtió en un importante reclamo turísticoMiles de personas se acercaban a contemplar el edificio más alto del planeta y pagaban 10 centavos para divisar a través de un telescopio la ciudad de Nueva York desde las alturas. En sólo seis meses, se recaudaron más de 3.000 dólares en monedas de cinco y diez centavos.

 

Unos 3.400 trabajadores completaron los primeros 30 pisos antes de que se finalizaran ciertos detalles de la planta baja. Crédito: Empire State Building.

 

De sede de grandes compañías a escenario de bodas y películas

 

Pese al turismo, en un principio el rascacielos sufrió los efectos de la Gran DepresiónAlquilar el gran espacio para oficinas no fue fácil y hubo quienes lo bautizaron como “el edificio estatal vacío”. Pero, con el tiempo, se volvió rentable. Unos 15 años después de su inauguración se había convertido en la sede de grandes organizaciones y albergaba unos 15.000 empleados.

Si por aquel entonces ya era el edificio más alto del mundo, creció aún más cuando en 1950 se le añadió una gran antena de más de 67 metros y 60 toneladas. Contando la aguja y la antena, el Empire State Building alcanza una majestuosa altura de 443 metros. Actualmente es el séptimo edificio más alto de Nueva York, el noveno de Estados Unidos y el número 54 del mundo. Para recorrer sus 102 plantas, cuenta con 1.872 escaleras y 73 ascensores.

El Empire State Building ha sido el escenario de bodas, películas y curiosas competiciones. En 1969 fue la salida y la línea de meta de la carrera aérea Daily Mail Transatlantic Air Race, en la que 360 hombres y mujeres pilotaron jets, aviones de hélices y helicópteros entre Londres y Nueva York. Casi una década más tarde se empezó a celebrar la primera carrera anual del Empire State BuildingCada año los participantes compiten para intentar ser los más rápidos subiendo los centenares de escalones hasta la plataforma de observación del piso 86.

 

El Empire State Building ha sido el escenario de múltiples bodas propias de película. Crédito: Empire State Building.

 

El reto de la eficiencia energética

 

A finales del siglo XX, se realizaron obras valoradas en 65 millones de dólares para modernizar el edificio. Además de instalar nuevos ascensores y sistemas de climatización, se cambiaron las 6.514 ventanas. Se trata, según sus propietarios, de la mayor sustitución de ventanas jamás autorizada por la Comisión de Monumentos Históricos. Entre las mejoras realizadas, destaca la restauración completa del vestíbulo del diseño modernista art déco del edificio y la recreación fiel de su techo original de oro y aluminio. Los artesanos tardaron 20.000 horas en completar la renovación de este magistral mural, más de lo que se tardó en construir el rascacielos. O lo que es lo mismo, 833 días o aproximadamente dos años y tres meses.

Uno de los objetivos más ambiciosos de los propietarios ha sido el de mejorar la eficiencia energética del rascacielos. Sus propietarios aseguran que se han realizado “una serie de optimizaciones tecnológicas, arquitectónicas y de sistemas que lo han convertido en un modelo global para reacondicionar edificios existentes”. Además de que se instaló iluminación LED automatizada para reducir la energía requerida en el interior del edificio, se agregaron barreras reflectantes detrás de cada radiador de vapor para que el calor entrara mejor al edificio en lugar de enviarse al exterior.

 

Los propietarios del Empire State Building han invertido en obras millonarias para modernizar el edificio. Crédito: The B1M.

 

El Empire State Building recibió en 2011 el galardón Green Power Leadership, que otorga la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), y también ha obtenido muchos otros reconocimientos. Por ejemplo, ocupa el primer puesto de la lista America’s Favorite Architecture, del Instituto de Arquitectos Estadounidense, desbancando a otros monumentos nacionales como la Casa Blanca o el puente Golden Gate.

Más allá de ser la sede de grandes empresas como LinkedIn o Shutterstock, es considerado uno de los siete mayores logros de la ingeniería de la historia de América, junto con la presa Hoover y el canal de Panamá, según la Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles. Todos estos logros y su llamativo sistema de iluminación —capaz de reproducir más de 16 millones de colores— convierten al Empire State Building en el rascacielos más icónico de Nueva York y uno de los más famosos del planeta. Si en menos de 50 años su mirador ya había superado los 50 millones de visitantes, esta megaestructura recibe en la actualidad más de cuatro millones de turistas cada año.

 

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

  • Construcción
  • Edificios históricos

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas o rechazar su uso clicando .

Declaración de cookies

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione y no se pueden desactivar en nuestros sistemas. Estas cookies no guardan ninguna información personal identificable.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
LFR_Sesión_STATE_* Liferay Administra la sesión como usuario registrado Session HTTP
GUEST_LANGUAGE_ID Liferay Determina el idioma con el que accede, para mostrar el mismo en la próxima sesión 1 year HTTP
ANONYMOUS_USER_ID Liferay Administra la sesión como usuario no registrado 1 year HTTP
COOKIE_SUPPORT Liferay Identifica que es necesario el uso de cookies para el funcionamiento del portal 1 year HTTP
JSesiónID Liferay Administra el inicio de sesión e indica que está usando el sitio Session HTTP
SACYRGDPR Sacyr Utilizada para gestionar la política de cookies Session HTTP

Estas cookies nos permiten contar las visitas y fuentes de circulación para poder medir y mejorar el desempeño de nuestro sitio. Nos ayudan a saber qué páginas son las más o menos populares, y ver cuántas personas visitan el sitio. Toda la información que recogen estas cookies es agregada y, por lo tanto, anónima.

Nombre Proveedor Propósito Caducidad Tipo
_gat Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicios Session HTTP
_gid Google Se utiliza para almacenar y actualizar un valor único para cada página visitada Session HTTP
_ga Google Se utiliza con fines estadísticos y analíticos para aumentar el rendimiento de nuespos Servicio Session HTTP